Te llamamos.

Blog

En el 2007 en Valencia habían aproximadamente unos 15 coaches, de los cuales certificados por alguna asociación podrían existir solamente 2. Algunos años después nos encontramos con una situación bien distinta… En este artículo me gustaría hablarte de cómo está funcionando el coaching en Valencia…

El coaching en Valencia

El coaching en Valencia (y en realidad en todo el territorio nacional) ha vivido un desarrollo exponencial en los últimos años. Llevo 8 años dedicándome al coaching y la formación para empresas y la verdad es que dudo que ningún otro negocio haya crecido tan rápidamente como este.

Para las personas que buscan un coach en esta parte de la costa levantina, hay más que nunca distintas posibilidades y opciones, coaches con métodos distintos y experiencia variada, lo que hace que los clientes puedan elegir con mayor precisión un coach que se adapte a su casuística.

Lo que sí es cierto es que el mercado ha crecido muy rápidamente, tanto que hemos pasado de unas 15 personas a más de 200 en poco tiempo. Es decir que el mercado ha crecido más de un 1.000%. Por un lado existen muchos más coaches a disposición de los clientes y por el otro hay muchas empresas que han decidido ofrecer coaching como uno más de sus métodos para ayudar a los clientes. Otra cosa que no voy a evaluar en este artículo es si este coaching es o no de calidad, pero hablaremos mucho de esto próximamente.

Un desarrollo tan exponencial sólo se puede dar si existen varios factores.

MAS DEMANDA. Por un lado una necesidad emergente por parte de las personas y empresas. En Valencia hemos vivido momentos de cambio importantes. Casi todas las empresas y directivos han tenido que reinventarse y ellos les obligaba a buscar soluciones en forma de procesos de coaching. Muchos de ellos recurrían al coaching como solución para sí mismos y otros recurrían como futura carrera profesional. Yo por ejemplo soy uno de ellos. En el 2006 dejé mi anterior trabajo como director técnico para dedicarme a partir del 2007 en cuerpo y alma a potenciar a las empresas y profesionales a través de soluciones como el coaching.

MAYORES OPORTUNIDADES DE FORMACIÓN. Las escuelas de coaching han crecido y se han desarrollado también gracias a este crecimiento exponencial de la demanda. Esto hizo que entidades nacionales como la Escuela Europea de Coaching ofreciera sus programas en Valencia y también propulsó que nacieran otras escuelas a nivel local como el Centro Europeo de Coaching Ejecutivo que luego extenderían sus servicios a más lugares.

Podemos decir que estas escuelas forman cada año a unas 60 personas en total en Valencia, de las cuales no todos se dedican al coaching como profesión, pero sí un 30% aproximadamente, lo que hace que cada año el número de coaches que estas dos escuelas aportan al mercado es de unos 18. Además, muchas personas deciden formarse en otras escuelas bien a nivel nacional o internacional. Por lo tanto, no es descabellado decir que el número de coaches en Valencia aumenta en unos 30 cada año. También es cierto que muchas personas no consiguen hacer del coaching su profesión y deciden dejar esta andadura por otras que les ofrezcan mayor seguridad.

MAYOR DIFUSIÓN. Si los coaches hacemos algo bastante bien es difundir. Durante estos años nos ha tocado difundir a la sociedad en general y especialmente a las empresas qué es el coaching y qué beneficios tiene. Esta labor de difusión ha sido una labor de hormiguitas en muchos casos, llamando puerta a puerta, y en otros ha sido mediante la realización de conferencias, foros y talleres. En todos ellos el objetivo era el mismo, difundir. Actuábamos bajo la creencia de que, a mayor difusión mayor conocimiento por parte de nuestros clientes potenciales y por lo tanto mayor contratación.

MAYOR DIVULGACIÓN. En los últimos 10 años se habrán publicado más de 100 libros con bastante calidad en castellano en cuyo título aparece la palabra coaching. En mi caso, de mis 12 libros escritos y publicados por una editorial en todo el mercado de habla hispana, hay 3 en los que puedes encontrar esta palabra “El Jardinero en la empresa. Un fábula de coaching para mejorar tus habilidades”, “Coaching de Equipos” y “Coaching es fácil”.

MAYOR DESARROLLO INSTITUCIONAL. Las asociaciones de coaching como la ICF (International Coaching Federation) han puesto también sus ojos en el mercado valenciano, lo que hizo que algunas escuelas con cursos de coaching certificados por ICF se propusieran abrir sede en Valencia.

También la conocida y prestigiosa AECOP, especializada en coaching ejecutivo tuvo un fuerte desarrollo en esta provincia y en toda la Comunidad Valenciana, llegando a unos 90 coaches asociados a fecha de 2014. Asimismo existen muchos coaches en Valencia que se han formado con ASESCO, la asociación española de coaching. Una entidad que también engloba a cientos de coaches ejecutivos a nivel nacional.

Por otro lado, existen grupos de personas que se reúnen periódicamente para hablar y conversar sobre coaching y sobre sus experiencias profesionales como coaches y como clientes. La Asociación Valenciana de Coaching se creó con este fin, pero fue un proyecto que no fraguó, principalmente por el carácter personalista de la misma. Todo derivó en que actualmente algunas personas se reúnen mensualmente para quedar a comer y hablar sobre coaching. Lo cual es muy positivo.

Las entidades empresariales y otras asociaciones también han contribuido a la difusión del coaching entre sus miembros, mediante conferencias o mesas de debate. En estos últimos diez años el coaching ha estado en ferias, congresos y un gran número de eventos con carácter institucional.

EL FUTURO DEL COACHING EN VALENCIA

Lo que voy a decir es simplemente una apreciación desde fuera, no quiero sentar ningún tipo de cátedra, sino basarme en mi propia intuición sobre cómo será el futuro:

  • Reducción del número de inscritos en programas de formación. No preveo que ninguna escuela desembarque en Valencia porque su momento de expansión ha pasado. Se seguirán matriculando coaches, formando y certificando, pero a un ritmo menor.
  • Estabilización del número de coaches. Por un lado habrán más coaches porque muchas personas seguirán formándose, pero también es cierto que muchos encontrarán oportunidades laborales en la empresa privada, ya que es un momento de reactivación económica para todo nuestro territorio. El coach que no ha conseguido prosperar en su profesión como coach volverá a la empresa privada.
  • Profesionalización. Hemos vivido unos años en los que el coaching ha perdido valor porque se ha banalizado al hablar mucho de él y al equiparar a coaching otros métodos como la formación, la terapia o la consultoría. En este momento, y una vez toda esa expansión se ha hecho, toca profesionalizar y eso implica rigor y también certificación.
  • Clientes más conscientes. Los clientes conscientes de que no todo el mundo es coach, ni todo el coach puede solucionar sus problemas (aunque este no sea nuestro objetivo), son más conscientes de las soluciones a su alcance, tienen registros de ICF y AECOP con los coaches certificados y pueden elegir mejor que nunca. Además, pueden pedir referencias a otros clientes sobre su trabajo. No olvidemos que el coaching todavía se sigue contratando mucho por el método boca a oreja, algo que pocas veces falla.

En fin, estas son mis previsiones del futuro de esta profesión. No he querido ser alarmista, ni tampoco demasiado confiado. Creo que todavía queda mucho por hacer por parte de los coaches, las empresas y las asociaciones. Sin duda, me parece apasionante estar en una profesión que se dedica a contribuir a la mejora profesional y personal de otros.

Un fuerte abrazo

Compartir

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>